miércoles, 3 de agosto de 2011

ESCENARIOS PARA EL HOSPITAL DEL FUTURO ( En España)


Imaginar la atención sanitaria del futuro (¿cuanto futuro?) significa pensar en al menos tres escenarios  cualitativamente diferentes: el posible, el deseable, el probable.

Si hablamos desde lo  posible, la frontera tecnológica permite imaginar soluciones altamente eficaces en el abordaje individual de control de riesgos, corrección precoz mínimamente invasiva,  rehabilitación y soporte para una mejor calidad de vida. Lo más difícil está en las modificaciones de los hábitos de vida que condicionan el desarrollo de enfermedad y el medio ambiente que los determina.

Lo deseable, como todos los deseos, depende del punto de vista que se adopte. Lo ideal sería aquel sistema que maximizase los resultados en salud de la población, garantizando equidad y eficiencia y la satisfacción de los stakeholders. Los márgenes de lo posible se reducen porque los costes limitan las soluciones a menos que se introduzcan incentivos para la innovación y eso requiere cambios en los modelos de negocio. Cambios, como todos, difíciles,  y más en un sector  como el nuestro que es de alta sensibilidad política. Solo realizables con un gran consenso entre las partes interesadas, cosa que afecta grandemente a lo posible.

Lo probable, depende del equilibrio de fuerzas y la forma en que se gestione: oportunidades, amenazas, debilidades y fortalezas. Tenemos un gran paquete de oportunidades tecnológicas pero el know-how organizacional necesita desarrollo.

Los hospitales seguirán siendo el centro del sistema, hay demasiado capital físico y humano instalado. Otra cosa es que: si las tendencias sobre necesidades y demandas de los ciudadanos se mantienen, éstos tiene capacidad de influir en la oferta  y las TIC y su manejo inteligente apoyan, podría pensarse una redistribución del capital intelectual  y empezar a imaginar formas de organización diferentes.

En cualquier caso el manejo de la información y del conocimiento va a requerir de un trabajo  experto que acerque las mejores soluciones (más efectivas y eficientes) a cada caso individual de una manera sostenible. Eso requiere una reestructuración del servicio, redefinir los roles profesionales y la entrada de otros nuevos, incluido el papel de agencia entre distintos niveles de complejidad: paciente,  cuidador informal,  cuidadores formales, generalistas,  especialistas,  superespecialistas, etc.

Poner en marcha la revisión y reingeniería de los procesos asistenciales va a requerir un gran esfuerzo y trabajo de los profesionales y también un entorno de soporte tecnológico y de incentivos más potente o posiblemente diferente.

A corto me conformo con que la historia clínica digital integrada se materialice y empiece a dar entrada al uso personal. A que los pacientes y ciudadanos tengan capacidad de influir en la asignación de los recursos. A que los profesionales de atención primaria tengan responsabilidad  sobre los resultados en salud y capacidad de influir.  A que los hospitales, más ligeros, tengan flexibilidad y competencias para adaptarse al entorno. A que la innovación sea el eje de la agenda del  desarrollo sanitario y social. A que la relación academia- industria-servicios sanitarios madure y cada palo aguante su vela.


José Mª de la Higuera González.
Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. Master en Economía de la Salud y Dirección de Organizaciones Sanitarias. En los últimos diez años ha sido Director de Proyectos del Hospital Universitario Virgen del Rocío (SAS) de Sevilla. Desde el pasado mes de diciembre trabaja como asesor técnico en el Plan Estratégico de I+D+i  en Salud de Andalucía.


Servicio Andaluz de Salud
Avenida de la Constitución, 17
41001 SEVILLA

Tfno. 9550018149


 

Publicado en "El Hospital del Futuro: Las ideas de los expertos"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada