jueves, 11 de agosto de 2011

LA TRAZABILIDAD DE LA SALUD


“Se entiende como trazabilidad aquellos procedimientos preestablecidos y autosuficientes que permiten conocer el histórico, la ubicación y la trayectoria de un producto o lote de productos a lo largo de la cadena de suministros en un momento dado, a través de unas herramientas determinadas.”
Otro término apropiado es: «seguimiento del producto» o también se puede utilizar «rastreo de producto». Tiene aplicación en diversas industrias y áreas, se han impulsado el concepto de trazabilidad, particularmente en países con mayor desarrollo en los que se han publicado normativas específicas.
La trazabilidad es aplicada por razones relacionadas con mejoras de negocio las que justifican su presencia: mayor eficiencia en procesos productivos, menores costes ante fallos, mejor servicio a clientes, etc. En este ámbito cabe mencionar sectores como los de automoción, aeronáutica, distribución logística, electrónica de consumo, etc.,
Cuando un sistema de trazabilidad está soportado sobre una infraestructura, basa en las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), la trazabilidad puede brindar importantes utilidades a los diferentes actores de una cadena de valor como ser: gestión eficiente de la logística y del suministro y aumento de la productividad.
En salud no se ha empleado como seria necesario el concepto de seguimiento de la persona y su salud. Si que somos expertos en cuidados sobre todo de enfermos agudos en los Hospitales
Existe  falta de coordinación de los servicios y programas:
-Entre estructuras sociales y sanitarias
-En dispositivos hospitalarios y extrahospitalarios
Esta fragmentación puede provocar:
Un discurrir por la red asistencial sin sentido ni objetivo a largo plazo
Suma de intervenciones descoordinadas entre sí
Fenómenos como la puerta giratoria o el Radar

 Las organizaciones de salud tienen que garantizar la existencia de sistemas de continuidad de cuidados en la comunidad.
Tenemos tecnologías que nos pueden ayudar en ese seguimiento, identificación y guiado de la salud de los ciudadanos, pero el problema no es tecnológico puro sino organizativo.
Se debe centrar la atención en el ciudadano y “trazarlo”, es decir seguir su salud.
Se imponen organizaciones Suprahospitalarias e integradas. Coordinación entre niveles asistenciales sanitarios y sociales.
Es un nuevo modelo que tendrá que basarse en nuevos métodos de Información bidireccional con el ciudadano ( Salud 2.0, Redes Sociales, Contact Centers), Seguimiento y Asistencia  por procesos ( Centros de Alta Resolución, Atención y Hospitalización Domiciliaria, Telemedicina), etc.
La tarea no es fácil, pero la alternativa de seguir con el modelo actual esta condenada al fracaso. La colaboración multidisciplinar se impone y surgirá un nuevo profesional sanitario con su instrumento de información incorporado en donde dispondrá de todas las herramientas informativas y de gestión a su alcance,  para una mayor facilidad de gestión de la salud de los ciudadanos de su entorno.


 



Joaquín García Guajardo
Complejo Medico-Tecnológico de Navarra
Profesor de Ingeniería Médica en La Universidad
Publica de Navarra
Coordinador del Club Gertech






Publicado en "El Hospital del Futuro: Las ideas de los expertos"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada