martes, 6 de marzo de 2012

El Instituto de Salud Carlos III abre la convocatoria de proyectos de la Acción Estratégica de Salud 2012


El Instituto de Salud Carlos III, dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, ha publicado en el BOE la convocatoria de ayudas de la Acción Estratégica de Salud 2012, en el marco del Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica 2008-2011.
Uno de los edificios del Instituto de Salud Carlos III. | Alberto Cuéllar

El objetivo general de la Acción Estratégica de Salud es generar conocimiento para preservar la salud y el bienestar de la ciudadanía, así como para el desarrollo de los aspectos preventivos, diagnósticos, curativos, rehabilitadores y paliativos de la enfermedad, reforzando e incrementando para ello la competitividad y capacidad de I+D+I del Sistema Nacional de Salud (SNS) y de las empresas relacionadas con el sector.
"Una mejor posición de España en el área de investigación en salud sólo vendrá determinada por la posibilidad de ofrecer líneas de investigación en salud, en tecnologías farmacéuticas y en tecnologías y ciencias de la salud de alta calidad, globales, multidisciplinares e integradas, con colaboración entre investigadores y equipos básicos, clínicos, de salud pública, salud laboral y salud ambiental, próximos a la realidad asistencial y clínica, orientados a la resolución de problemas", destaca el BOE.
Para conseguir estos objetivos, está estructurada en cinco líneas cinco líneas principales en las que están incluidas todas las ayudas que la integran.
Así, la primera es tecnologías moleculares y celulares de aplicación a la salud humana, que contempla las tecnologías y herramientas necesarias para generar nuevo conocimiento y su transferencia a la práctica clínica en el área de la salud. En ella se integra la investigación biológica integrativa y de sistemas; la predicción, diagnóstico y seguimiento de enfermedades y monitorización de la respuesta terapéutica; y la prevención, con el desarrollo de nuevos fármacos y terapias innovadoras.
Le sigue la investigación traslacional sobre la salud humana. Se centra en el conocimiento de los mecanismos implicados en las enfermedades y en su transferencia a las aplicaciones clínicas. En este apartado se establecen prioridades en torno a problemas de salud y tratamiento de aquellos grupos de entidades cuyo interés social y sanitario es más relevante, teniendo en cuenta los estudios de carga de enfermedad y de equidad personal.
En tercer lugar, el fomento de la investigación en Salud Pública, Salud Ambiental y Salud Laboral, Dependencia y Servicios de la Salud, para la mejor calidad de vida funcional de la población española. En este caso se focaliza en nuevos métodos de investigación y generación de las bases científicas necesarias para sustentar las políticas y la toma de decisiones en el SNS. Todo ello sobre la base de estrategias basadas en la evidencia científica más efectivas y eficientes de promoción de la salud, prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades, y rehabilitación.
Por otra parte, el fomento de la investigación farmacéutica en medicamentos y desarrollo de tecnologías farmacéuticas, así como la investigación, desarrollo e innovación en fármacos para el tratamiento de las enfermedades más relevantes.
Y, finalmente, el SNS como plataforma de desarrollo de investigación científica y técnica con el entorno industrial y tecnológico. En este caso trata de potenciar las interfases entre SNS e industria para la resolución de preguntas que requieren la generación de conocimiento tecnológico.
En particular, deben fomentarse dispositivos específicos de transferencia de conocimiento y tecnología en centros avanzados del SNS con instrumentos destinados a la detección y a la valoración de aquellos conocimientos aplicables que sean potencialmente comercializables, ya sea incorporados como nuevas innovaciones en industrias existentes o como candidatos a la creación de nuevo tejido empresarial.
Los instrumentos de canalización de dichas líneas son los subprogramas de recursos humanos, proyectos, fortalecimiento institucional y articulación del sistema.
En esta última están integradas la convocatoria de Redes de Investigación Cooperativa (RETICS) y de Centros de Investigación Biomédica en Red (CIBER) que en la edición 2012 tienen dos novedades: la convocatoria de una nueva red dedicada al fomento de la investigación en servicios sanitarios en enfermedades crónicas y la incorporación de nuevos grupos al CIBER de Obesidad y Nutrición en la línea de dieta mediterránea y sus efectos en enfermedades crónicas con el objeto de integrar la Red Predimed en el mencionado CIBER.
Para todas las ayudas, el órgano instructor es el ISCIII, el tipo de financiación es el de subvención y la resolución es mediante el procedimiento de concurrencia competitiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada